Venados vence a Tomateros y obliga a un séptimo juego en serie final LMP

En la octava fue cuando los porteños se alejaron al cuajar un rally de 4 carreras

El duelo tuvo una duración de 3 horas 39 minutos (Foto: FB Rasa Deportes)

Por: Manuel Aguilar Caloca

Culiacán, Sinaloa (Rasadeportes.com).- En Culiacán, el estadounidense Mitch Lively estuvo imponente durante 8 entradas durante las que blanqueó a los Tomateros de Culiacán y contó con el apoyo del bat del veterano de mil batallas Chris Roberson para encaminar a los Venados Mazatlán a la victoria por 6-2 en el juego 6 de la Serie Final de la LMP Liga Mexicana del Pacífico este miércoles 29 de enero.

Por cuarto duelo consecutivo, el pitcheo abridor de los Venados obsequió una joya de pitcheo y ha forzado la realización del séptimo y definitivo partido a jugarse este jueves 30 de enero en la misma capital sinaloense, apenas 2 días antes del debut del representativo mexicano en la Serie del Caribe 2020, en San Juan, Puerto Rico. Juan Pablo Oramas por los visitantes y Anthony Vásquez, por los de casa, estarían llamados para escenificar el duelo monticular.

Lively (1-0) lanzó un juego que hará época para Mazatlán que enfrentaba la eliminación en patio ajeno y se despidió de la campaña con 8 innings de solo 5 imparables y no lanzó un inning en el que tuviera 2 corredores al mismo tiempo en los sederos. Regaló una base por bolas en el octavo episodio –apenas la segunda que todo el cuerpo de pitcheo de Mazatlán regaló en los últimos 5 juegos– y recetó 8 ponches.

Aunque también lució sobre la loma, su contraparte, Zach Dotson (0-1) salió con la derrota a cuestas por los Tomateros después de labor de 5 entradas, 4 hits, 1 carrera limpia, 2 bases por bolas y 3 ponches.

Ricky Álvarez estrenó la pizarra en la parte alta del primer inning con un rodado al cuadro que permitió anotar a Edson García y el juego se fue 1-0 hasta el séptimo acto cuando Ramón Ríos envió la esférica del otro lado por encima de la barda del jardín izquierdo contra el relevista Derrick Loop.

En la octava fue cuando los porteños se alejaron al cuajar un rally de 4 carreras en el que fue clave un rodado de Anthony Giansanti con un out y la casa llena; la esférica fue fildeada por el short José Guadalupe Chávez para ceder a Ramiro Peña y forzar en segunda base a Issmael Salas y, en apariencia, se completó el doble play en la inicial, lo que habría terminado el inning. Sin embargo, el manager Juan José Pacho desafío la marcación de out en primera base y, tras revisarse la repetición instantánea, se rectificó para decretar safe en primera y, con ello, contó la carrera anotada desde la antesala por Carlos Muñoz y la ventaja mazatleca creció a 3-0 contra el relevista Daniel Duarte.

Entró a la loma Carlos Vázquez por Duarte y en su quinto pitcheo, Roberson se la voló por el jardín izquierdo para llevarse por delante a Álvarez y Giansanti, colocando una pesadísima losa de de 6-0 en favor del héroe del partido, Lively, quien salió a la octava baja para ceder su único pasaporte al primer bateador de turno, pero para dominar en fila a los 3 siguientes y completar su titánica labor.

Culiacán reaccionó tarde en el cierre de la novena al atacar al preparador Iván Zavala con sencillos consecutivos de Sebastián Elizalde y Joey Meneses, quienes fueron enviados a la registradora por el doblete al central de Efrén Navarro (2-6) por lo que el timonel yucateco Pacho trajo la grúa para Zavala y enconmendó los 3 últimos outs al brasileño Tiago Da Silva, quien se reivindicó de su derrota en extrainnings del juego anterior para dominar en estricto orden a Dariel Álvarez, Antonio Lamas y Alí Solís, este último con ponche. Así se concretó la cita para el juego decisivo este jueves en el Estadio de los Tomateros.

El duelo tuvo una duración de 3 horas 39 minutos con asistencia oficial redondeada a 20,000 aficionados; ha sido la costumbre redondear la asistencia en esta Serie Final.