“Tengo Covid-19, no le he dicho a mis padres”, neuróloga rusa narra su experiencia

"Al prinicipio la gente se ríe del coronavirus, no lo ve como una amenaza seria hasta que los casos se extienden y no podemos encontrar a una sola persona que no conozca a una persona infectada, entonces, empiezan a tomarlo en serio", narra Vania

neurologa, rusa
La mujer enfrenta el Covid-19 sin decirle a su familia en Rusia (Foto: Pixabay.com)

Rusia (MiMorelia.com).- Vania, una neuróloga contagiada del coronavirus Covid-19 quien trabaja en Luxemburgo, ha narrado su experiencia desde cómo es vivir con este virus.

El portal En la lupa.com le hizo una entrevista a esta mujer quien al comienzo de su narración dice: Al prinicipio la gente se ríe del coronavirus, no lo ve como una amenaza seria hasta que los casos se extienden y no podemos encontrar a una sola persona que no conozca a una persona infectada, entonces, empiezan a tomarlo en serio. 

La entrevista se realizó mientras Vania está encerrada en su casa.

Vania recuerda cómo Europa no veía al coronavirus como una amenaza real, pero hoy hoy la situación es diferente: el personal médico de Francia, Italia o Luxemburgo, por mencionar algunos países, adquiere el Covid-19 incluso con las medidas adecuadas, porque es un virus muy contagioso.

El medio rescata que en Francia, en la frontera con Luxemburgo, ya no hay camas de hospital, llega a faltar algún material y el personal médico no duerme, además que deben “seleccionar al paciente al que ayudarán al momento de asistirlos para la respiración y en cuál caso no”.

“Nosotros somos humanos, la situación seguirá el mismo patrón. La gente se ríe al principio, no toma esto de una manera seria. Después se vuelven cuidados, después empiezan a escuchar sobre casos que no son lejos de ellos ese es el momento en que empiezan a tomarlo en serio”, agrega.

Narra cómo se contagió

A ella le tocó atender alrededor de 5 casos muy graves de Covid-19 en Luxemburgo y tuvo que enfrentarse a dos muertos; aunque es neuróloga, siente que no estaba preparada para todo lo que le tocó ver, relata.

Agrega que aunque siempre contó con todas las protecciones que se requerían, el coronavirus “es muy contagioso” y es muy difícil lidiar con él, sobre todo porque no era su campo de acción, así que siente que no estaba tan preparada para atenderlo.

Vania sintió los primeros síntomas del coronavirus Covid-19 y se encerró en su casa.

“Empecé a tener dolores de cabeza y fiebre, me hice el examen y encontré que daba positivo en el virus”, expresa.

Como el coronavirus toma alrededor de 14 días, espera que al quinto día con la enfermedad le permita saber si su situación empeora, porque entre el sexto y el noveno día se presentan las complicaciones, aunque “a veces se da antes o después”.

Por el momento, enfrenta el coronavirus sin decirle a su familia en Rusia, para evitar que se preocupen y se mantiene encerrada en su casa, donde se comunica con sus amigos a través de redes sociales.

“En Francia, Luxemburgo, Italia, es muy común que los trabajadores de la salud puedan contagiarse, pero mi familia es diferente y no le he dicho a mis padres, ellos están en Rusia y tienen miedo de que trabaje en Europa donde la situación es mala, (porque) Luxemburgo está cerca de la región francesa este, donde han tenido la peor situación en Francia, yo prefiero no decirles”, dijo.

Vania admite que le da un poco de miedo, pues todavía no se sabe mucho de este virus, y aún se teoriza sobre si los efectos en los pulmones podrían ser de por vida o no. En su caso, dice a EnLaLupa.com “mi situación no es la peor que pudiera ser, por el momento yo no necesito asistencia para respirar”.

Ahora que el coronavirus se extiende en otros países, ella advierte que la situación será la misma que en Europa, cuando “nosotros decíamos: todo está bien, es en China, está lejos de nosotros, incluso, una semana antes del confinamiento, el presidente Macron de Francia dijo: vamos al teatro. Nosotros somos humanos, la situación seguirá el mismo patrón”.

“… En Francia, en Luxemburgo, nosotros no podemos encontrar a una sola persona que no conozca a una persona infectada“, finzaliza.

Con información de enlalupa.com/rmr