Sincrotrón en México

Los científicos rusos Andre Geim y Konstantin Novoselov ganaron el premio Nobel de Física en 2010

Foto: Especial

Ciudad de México (Rasa-informa.com/Redacción).- A lo largo de la historia los científicos rusos han hecho grandes descubrimientos, que van desde la tabla periódica de los elementos químicos; no resulta extraño -al menos para mí- que sean nuevamente ellos quienes proporcionen al mundo entero una de las soluciones permanentes al cambio climático.

En el año 2004 Geim y Novoselov descubren el grafeno que es considerado como el mejor descubrimiento después de la rueda; un descubrimiento de tal magnitud sólo puede llevarse a cabo en laboratorios que cuentan con tecnología de punta y con grandes presupuestos destinados para la investigación en diversas áreas. El mejor ejemplo de este tipo de instalaciones lo constituye un sincrotrón.

Un sincrotrón es una fuente de luz, también conocido como acelerador de partículas. Resulta oportuno señalar que Rusia cuenta con 2 y que actualmente están construyendo el tercero.

Volviendo al tema del descubrimiento hecho por Geim y Novoselov, es importante decir que el grafeno se obtiene a partir de una sustancia abundante en la naturaleza: el grafito, el cual forma parte de nuestra vida cotidiana, ya que se emplea para fabricar muy variados objetos, desde la mina de los lápices hasta algunos ladrillos.

El grafeno es un material nanométrico bidimensional, consistente en una sola capa de átomos de carbono fuertemente cohesionados, con una estructura semejante a la de un panal de abejas por su configuración atómica hexagonal.

Un milímetro de grafito contiene tres millones de capas de grafeno. Es unas 100.000 veces más delgado que el cabello humano, sin embargo, es el material más resistente de la naturaleza; es 200 veces más resistente que el acero estructural, con su mismo espesor, más flexible que la fibra de carbono, elástico y 5 veces más ligero que el aluminio y el único que es capaz de mantenerse estable hasta con el grosor de un átomo.

El grafeno está dotado de una gran conductividad térmica y eléctrica, lo que le permite disipar el calor y soportar intensas corrientes eléctricas sin calentarse. Es prácticamente transparente, hidrófugo y tan denso que ni siquiera el gas helio puede atravesarlo.  Presenta otras muchas cualidades, como la alta movilidad de sus electrones, propiedad que eleva su potencial uso en los veloces nano dispositivos del futuro.

El grafeno tiene increíbles propiedades mecánicas, electrónicas, químicas, magnéticas y ópticas que lo han convertido en uno de los nanomateriales más estudiados en la actualidad. Además, al ser carbono puro, es abundante en la naturaleza y ecológico.

Por todo ello, el grafeno sustituirá en breve a materiales tan importantes como el silicio.

El espectro de posibilidades de su aplicación es de una amplitud y versatilidad tal que inaugura una verdadera revolución tecnológica.

En mi entrega anterior hablaba acerca de la economía circular como una estrategia a partir de la cual se reduciría hasta

en un 70% el dióxido de carbono y que con ella en 2030 se podrán reducir en un 65% los deshechos urbanos, finalicé el

artículo preguntando qué tipo de combustible podría sustituir al petróleo, la respuesta es: el grafeno.

Los productos hechos con grafeno prácticamente serán eternos, jamás se volverá a romper o rallar el display de su

smartphone.

Un amigo que leyó la entrega pasada me preguntó cuáles productos basados en la economía circular se podrían crear en México.

Mi es respuesta es que antes de crear productos debemos encontrar la forma de obtener el grafeno en cantidades industriales, ya que hasta ahora se requiere de un largo y complicado proceso para obtenerlo. Varias universidades de Europa y de los Estados Unidos están trabajando en lograrlo; recientemente el MIT consiguió producir grafeno en cantidades industriales y de alta calidad.

También se trabaja en la creación de diversos productos, por ejemplo: filtros que purifican el agua, mismos que en un solo proceso la dejan 100 % pura; además de varias soluciones médicas para eliminar el cáncer puesto que está demostrado que el grafeno elimina las células cancerígenas madre, sin dañar las células buenas.

Si en México se creara el Instituto Mexicano del Grafeno, en lugar de invertir -o mejor dicho tirar el dinero- en la creación de refinerías, y se pusiera a trabajar a nuestros mejores científicos en la producción masiva e industrializada del grafeno, podríamos ser pioneros, o crear grandes investigaciones a partir de grafeno.

El gobierno de Hidalgo ha comprendido la importancia de tener un espacio en el que los científicos del país trabajen para generar los grandes cambios que requiere el mundo y ha decidido ser partícipe en la construcción del primer sincrotrón mexicano; ha puesto en la mesa los primeros 500 millones de pesos, cantidad que, sobra decir, resulta insuficiente para tal fin, ya que se requiere la participación de diversos sectores, así como de otros estados que se sumen al proyecto.

Brasil es, hasta el momento, el único país latinoamericano que posee un sincrotrón y ya se encuentra construyendo el segundo. En México se necesitan 4 sincrotrones, ¿por qué no empezar a construir el primero?

¿Que significaría tener un acelerador de partículas en México? Significaría investigación científica y desarrollo de primer nivel.

Cada sincrotrón podría dar empleo a más de 2 mil científicos mexicanos, además de muchos empleos alrededor, personal administrativo, ingenieros, abogados, médicos, etc.

Todos los mexicanos que hemos ido a otros países a desarrollar o investigar, le damos a esos países el derecho de nuestro trabajo. Si esos trabajos los hiciéramos en México, le daríamos a nuestro país la riqueza que se genere a partir de esas investigaciones y un mayor desarrollo.

El sincrotrón que se planea construir en México sería el más avanzado y sofisticado del mundo; dicho proyecto es dirigido por el Dr. Del Río quien tiene una amplia experiencia y actualmente colabora para el sincrotrón de Australia.

Lo ideal sería que el gobierno federal invirtiera en esto, pero hasta el momento ocurre lo contrario.

La Dra. Lourdes Yáñez presidenta del CIRRS trabaja en la difusión del sincrotrón con otros gobiernos estatales; se dé buena fuente que Guanajuato se quiere sumar al proyecto.

Recientemente se llevó a cabo el coloquio “Beneficios esperados de construir un sincrotrón en México”, varios nos hemos unido a este proyecto.

Junto con el CIRRS crearemos el único hub que vinculará a las empresas con el sincrotrón México. El nombre del hub es COPERNICU (www.copernicu.xyz). Queremos que el talento de los mexicanos no se vaya al extranjero.

Si el gobierno federal quiere tirar 56 mil millones de pesos en 7 refinerías, por qué no considera la opción de invertir mil millones de dólares en un sincrotrón.

Incluso Armenia, sí Armenia, ya construye su primer sincrotrón.

En México el gobierno federal se rehúsa y no tiene la visión correcta del futuro; mientras que Estados Unidos tiene 7 sincrotrones y desde 1977 no construye refinerías, el actual gobierno construirá 7.

¿Decisiones como esa llevan al país a la cuarta transformación? Por supuesto que no, la verdadera transformación se dará cuando el gobierno federal invierta en ciencia.

 

Dr. Jorge Ledesma.