Los doctores habían dicho que se iría antes de que Millie naciera, pero no se fue (Foto: pixabay)

Por: Adoración Araiza

Estados Unidos (Rasainforma.com).- Tras padecer cáncer terminal un niño británico logró conocer a su hermanita recién nacida gracias a sus ganas y esfuerzo para no irse antes de verla y tenerla en sus brazos.

Su padre relató para New York Post que tener a la bebé en brazos le dio fuerzas para seguir viviendo, pero finalmente murió en la Nochebuena.

El pequeño guerrero se fue de este mundo con tan solo nueve años de edad, pero con la gran satisfacción de ver a su hermanita.

Su madre agregó que antes de partir le pidió que no lloraran más de 20 minutos porque tenían que hacerse cargo de sus hermanos.

El niño de nombre Bailey Cooper batalló con la enfermedad por 15 meses y estaba determinado a conocer a su hermanita.

Bailey fue quien escogió el nombre el día antes de morir. La llamó Millie.

Su madre dijo que fue muy emotivo ver como la abrazó e hizo todo lo que un hermano mayor haría, la cambió, la bañó y le cantó”.

Con información de Telemundo