Muere Francisco “Paquín” Estrada, leyenda del beisbol

Paquin Estrada, beisbol
(Foto: FB/Rasa Deportes)

Por: Manuel Aguilar Caloca

Ciudad de México (Rasadeportes) Después de lidiar durante años con problemas cardiácos que se agravaron en los últimos meses, Francisco “Paquin” Estrada, figura legendaria del beisbol mexicano, falleció a los 71 años de edad, en Ciudad Obregón, Sonora, este lunes 9 de diciembre de 2019.

Además del cariño y la admiración que se ganó entre colegas, discípulos, medios de comunicación y, sobre todo, la afición beisbolera en México, es considerado uno de los más triunfadores peloteros en la historia y uno de los más exitosos mánagers, para muchos el mejor o al menos uno de los dos o tres mejores de todos los tiempos.

Francisco Estrada Soto nació el 12 de febrero de 1948, en Navojoa, Sonora, y debutó en el beisbol profesional a los 16 años de edad. Como receptor jugó 26 temporadas en la Liga Mexicana de Beisbol y 30 en la Liga Mexicana del Pacífico.

Su talento le permitió llegar a las Grandes Ligas y, aunque tuvo un paso efímero en 1971 con los Mets de Nueva York con los que participó en un partido, se le recuerda como parte de un intercambio de jugadores entre los neoyorquinos y los Serafines de California, en el que tanto él como el legendario lanzador Nolan Ryan y otros dos peloteros se fueron a la costa oeste de Estados Unidos por Jim Fregosi, quien llegó a la “gran manzana”.

Se le conoció como Frank Estada y bateó de 2-1 para los Mets el 14 de septiembre de 1971. Fue el único compatriota que debutó ese año en la gran carpa y el número 21 en la lista de peloteros nacidos en territorio mexicano en aparecer en las Mayores.

Su trayectoria como cátcher en la LMP: Mayos de Navojoa (1964-65 a 1966-67, 1980-81, 1988-89 a 1990-91), Yaquis de Ciudad Obregón (1967-68 a 1971-72, 1973-74 a 1979-80, 1981-82, 1993-94), Venados de Mazatlán (1972-73 a 1973-74), Tomateros de Culiacán (1982-83 a 1987-88) y Águilas de Mexicali (1991-92 a 1992-93).

En la LMB jugó para Diablos Rojos del México (1966 a 1970), Pericos/Angeles de Puebla (1974 a 1980), Piratas de Campeche (1981 a 1983 y 1985 a 1988)), Truchas de Toluca (1984), Bravos de León (1984 y 1989 a 1991) y Petroleros de Minatitlán (1992 a 1994). A partir de 1983, se desempeñó como manager-jugador.

Como jugador exclusivamente fue campeón con Diablos Rojos y Piratas en el verano y con Tomateros y Venados en invierno.

Como timonel conquistó 12 diferentes títulos. En la Liga Mexicana del Pacífico, ganó 6 al frente de Tomateros de Culiacán (1982-83, 1984-85, 1995-96, 1996-97, 2001-02 y 2003-04), y un cetro con los Águilas de Mexicali (1998-99).

En 2 ocasiones, llevó a los Tomateros a ganar la Serie del Caribe, en las ediciones de 1996 y 2002 para empatar la marca de uno de sus maestros, Benjamín “Cananea” Reyes.

Y en la Liga Mexicana de Beisbol, se coronó campeón como manager-jugador con los Piratas de Campeche en 1983; posteriormente, hizo ganar a los Bravos de León en 1990 y regresó al frente de los filibusteros para encumbrarlos en 2004, ya en esta etapa solo como mánager.

Además, Paquín fue designado para dirigir a la selección mexicana de beisbol en diferentes torneos y hay que destacar que se le concedió el merecido honor de ser el timonel de México en el primer Clásico Mundial de Beisbol en 2006, en la que estuvo al frente de uno de los representativos más poderosos de la novena tricolor en la que destacaban tanto peloteros de Grandes Ligas como de la LMB y en la que también se distinguían grandes glorias como Fernando Valenzuela y Teodoro Higuera como coaches.

Descanse en paz Francisco “Paquín” Estrada, un auténtico icono del beisbol mexicano.