Mar.ia, la primera humana virtual mexicana sorprende en Instagram

"Y no es la única, usan los filtros para conocer las apariencias que les gusta a las personas, esta vida está dando miedo..."

virtual, humana
Hay quienes quedan asombrados al darse cuenta que se trata de un personaje creado por computadora (Foto: IG/@soymar.ia)

Morelia, Michoacán (MiMorelia.com).- The future is now. Hace algunos días vio la luz de las redes sociales la que se denomina la primera humana virtual mexicana, Mar.ia (sí, con el punto ahí), personaje que comienza a causar dudas entre quienes se encuentran su perfil en Instagram.

¿Quién es? Ella misma dice: Aún no tengo Wikipedia, pero sería algo así:⁣ Hecha en México. Pido mi elote con chile del que pica.⁣ Me despierto al tono de: «Algo de fierro viejo que vendaaaan».⁣ Mi casa es el Internet, salgo a pasear en las redes sociales.⁣ Soy soltera, la comida es mi verdadero amor (especialmente los chilaquiles).⁣ De Internet para el mundo… Mar.ia.

Su primera publicación en Instagram fue publicada el 5 de mayo, misma que aún no tiene gran cantidad de reacciones si se compara con Lil Miquela, mismo modelo quien, aunque ya tiene sus años en la red social, suma más de dos millones de seguidores en la plataforma.

La semejanza a un humano todavía asombra a quienes se encuentran con estos personajes creados por computadora.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

U OK?, a poem by Miquela: Roses are red, I’m obsessed with this dress, I’m reading the comments, y’all seem SO. PRESSED.

Una publicación compartida por Miquela (@lilmiquela) el

Con apenas cinco instantáneas usuarios han mostrado interés en la mexicana virtual; algunos de los comentarios que le han dejado en sus publicaciones rezan:

Yo me quede pensativa si era humana o robot ?

Jajajajaja recién conocí tu perfil y ya te adoro, siento que eres como la amiga que nunca tuve ??❤️

«Y no es la única, usan los filtros para conocer las apariencias que les gusta a las personas, esta vida está dando miedo…»

Alv, entonces eres un robot jajsjaiai

Redacción/rmr