Localizan a Kamel Nacif, torturador de Lydia Cacho, en Líbano

Según Gertz Manero, Nacif se encuentra en el Líbano

kamel nacif, lydia cacho, tortura, libano
Cacho fue torturada en 2005, por su labor periodística (Foto: @lydiacachosi)

Por: Salvador Gaytán

Ciudad de México (Rasainforma.com).- El empresario Kamel Nacif, quien cuenta con una orden de aprehensión por el delito de tortura en agravio de la periodista Lydia Cacho, fue localizado en el Líbano.

Sin mencionar su nombre, Alejandro Gertz Manero, titular de la Fiscalía General de la República, mencionó durante un debate con Edgardo Buscaglia, investigador de la Universidad de Columbia, que uno de los involucrados en el caso de tortura de la periodista Lydia Cacho había huido al Líbano.

“En el asunto de Lydia Cacho, cuando nosotros llegamos, ese era un asunto que era muy doloroso y que volvimos a retomar porque se había perdido, y logramos obtener, señor [Buscaglia], las órdenes de aprehensión que nadie había podido obtener, y una vez que las obtuvimos, a uno de los delincuentes ya lo tenemos en la cárcel, el otro huyó a Líbano donde tenemos un proceso de extradición”, dijo.

Según fuentes federales citadas consultadas por Milenio, dicha persona es Kamel Nacif, también conocido como El Rey de la Mezclilla.

La FGR, junto con la Secretaría de Relaciones Exteriores, iniciaron los trámites para extraditar a Nacif a México.

Tortura contra Lydia Cacho

En 2005, Lydia Cacho publicó su libro Los Demonios del Edén, en el cual informó que Kamel Nacif y el entonces gobernador de Puebla Mario Marín participaban en fiestas donde se abusaba sexualmente de menores de edad.

Cacho fue detenida por su probable comisión de los delitos de difamación y calumnias.

Pese a que se difundieron audios de llamadas telefónicas que sostuvieron Nacif y Marín, en las que el priista expresó su apoyo al empresario para imponerle un “correctivo” a la periodista, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) no señaló al político como responsable de la tortura contra la comunicadora.

La SCJN argumentó que no se demostró la existencia de una falta grave a los derechos de Cacho, en términos del artículo 97 constitucional, motivo por el cual no era necesario un pronunciamiento sobre el caso, con lo que concluyó el caso.

Sin embargo, Juan Meza, encargado de la Comisión Investigadora para el caso, defendió el dictamen presentado. “Tengo la convicción plena de que, en un estado constitucional y democrático de derecho, la impunidad no tiene cabida”, declaró.

María Elena Suárez, titular del Primer Tribunal Unitario del Vigésimo Séptimo Circuito, ordenó en abril de 2019 la aprehensión de Mario Marín, mejor conocido como El Gober Precioso, y Kamel Nacif por la presunta tortura en contra de la periodista.