Juicio político de Donald Trump, un día histórico para el Senado

Donald Trump es señalado de tratar de presionar al gobierno de Ucrania para sacar rédito político de cara a las elecciones

Por: Adoración Araiza 

Estados Unidos (Rasainforma.com).- El juicio político en contra del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, fue un día histórico en el Senado ya que se trata del tercer presidente estadounidense en ser acusado por la Cámara de Representantes.

Trump es señalado de tratar de presionar al gobierno de Ucrania para sacar rédito político de cara a las elecciones en Estados Unidos.

El presidente republicano, se dijo inocente de los cargos que se le acusan para su destitución, pues señaló que “no ha hecho nada mal”, y que además sus aliados republicanos en la Cámara están de acuerdo con él; ni uno solo votó a favor de ninguno de los dos artículos de la impugnación.

El equipo jurídico de Trump argumentó que ninguno de los cargos equivale a una ofensa impugnable, ni a un delito, porque el presidente tiene el derecho de decidir cómo llevar a cabo la política exterior y qué materiales compartir con el Congreso.

Asimismo, los republicanos detallaron que Trump estaba en su derecho de pedirle a Zelensky que investigara a los Biden como parte de una amplia campaña anticorrupción y recalcaron que Trump estaba en su derecho de resistirse a las demandas de información del Congreso.

Los legisladores republicanos subrayaron que los argumentos de los demócratas para el juicio político equivalen a un testimonio “de oídas” porque se basa principalmente en el testimonio de representantes de nivel medio que no trataron directamente con Trump.

Dicen que los demócratas deberían haber acudido a los tribunales para forzar el testimonio de altos cargos que estaban directamente involucrados en el asunto después de que Trump les ordenara no cooperar, un proceso que podría haber llevado meses.

De acuerdo con información de Foro TV, los republicanos también aseveraron que no hubo un verdadero intercambio de favores porque Zelensky finalmente recibió la ayuda que había sido retrasada -así como una reunión con Trump, aunque esta se produjo en el marco de la Asamblea General de las Naciones Unidas y no en la Casa Blanca- sin aceptar las investigaciones que Trump quería.

Por otro lado, el columnista de Sputnik Iván Danílov, señaló que los republicanos han sacado el arma más pesada en su poder: la traición, una herramienta que podrían usar para quitarle el puesto o darle la libertad.

Según el analista, la traición al presidente arrancó cuando La Casa Blanca solicitó al Senado votar el juicio político de forma inmediata pero la cúpula republicana en la Cámara Alta se negó a hacerlo. Una votación inmediata habría aclarado que las acusaciones contra el presidente son infundadas, lo cual habría absuelto plenamente a Trump sin alargar la espera.

Pero en lugar de llevar a cabo un procedimiento así, la facción republicana en el Senado decidió organizar un procedimiento completo, abriendo así la puerta a nuevas traiciones, destaca Danílov.

Con información de CNN