Juez frena extradición de Caro Quintero a EU

El narcotraficante es requerido por las autoridades estadounidenses por delitos de secuestro y homicidio del agente de la DEA, Enrique Camarena, ocurrido en 1985

narcotraficante, dea, extradicion
(Foto: fbi.gov)

Por: Alina Espinoza

Ciudad de México (Rasainforma.com).- Este jueves, un juez concedió suspender la extradición del exfundador del Cártel de Guadalajara, Rafael Caro Quintero a Estados Unidos, en donde es requerido por los delitos de secuestro y asesinato del agente de la DEA, Enrique Camarena, ocurrido en 1985.

Desde octubre pasado, la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) rechazó el amparo contra el Tratado de Extradición firmado entre México y Estados Unidos.

Entonces, los ministros mandaron el caso al Primer Tribunal Colegiado en materia penal para resolver las cuestiones de legalidad para proceder o no su entrega.

Los magistrados del Colegiado no han resuelto el caso ya que no han recibido el engrose de sentencia de la Corte.

Sin embargo, el narcotraficante interpuso su demanda de garantías para impedir su extradición. También reclamó la orden de reaprehensión que existe en su contra para terminar de cumplir su condena de 40 años de cárcel, la cual sólo ha cumplido 28 años.

En tanto, la juez María Dolores Núñez Solorio concedió la suspensión a Caro Quintero, y según en su acuerdo, el narcotraficante sólo pidió la suspensión a la orden de extradición pedida por las autoridades estadounidenses, y no la orden de captura que tiene en México.

El 9 de agosto de 2013, Caro Quintero quedó en libertad luego de 28 años de cárcel, ya que un tribunal colegiado le concedió un amparo.

Tras esta situación, la ahora extinta Procuraduría General de la República (PGR) llevó el caso a la corte, pero fue revocada la sentencia.

En diciembre de 2013, el exprocurador Jesús Murillo Karam había informado que el narcotraficante había enviado una carta al entonces presidente Enrique Peña Nieto, en donde le pidió que ya no lo persiguiera.

Para enero de 2015, el tribunal con sede en Guadalajara volvió a declarar penalmente responsables a Caro Quintero por los delitos de privación ilegal de la libertad y homicidio del agente de la DEA, Enrique Camarena Salazar y del piloto mexicano, Alfredo Zavala Avelar.

Actualmente, Estados Unidos ofrece una recompensa de 20 millones de dólares por la cabeza del capo mexicano.