Familia de migrantes muertos en el Río Bravo, sin recursos para repatriar cuerpos

El padre de 25 años y la pequeña Valeria de un año y 11 meses de edad murieron ahogados

La familia esperó dos meses en Puente Nuevo para solicitar asilo político (Foto: @Enrique36396091/@KatuArkonada)

Tamaulipas (MiMorelia.com/Redacción).- Familiares de Oscar y Valeria, el padre y la bebé que fallecieron ahogados intentando cruzar el río Bravo no cuenta con los recursos económicos para repatriar los cuerpos a El Salvador.

A través de la cuenta de Twitter de Enrique Gomez, primo del fallecido Oscar, el costo para repatriar los cuerpos es de $7,000.00 a $8,000.00 mil dólares, dinero con el que no cuentan, por lo que piden ayuda.

Enrique ha pedido ayuda al presidente de El Salvador, Nayib Bukele, sin embargo, fue hasta horas después que la Secretaría de Prensa de la Presidencia dió respuesta.

El Gobierno del presidente @nayibbukele trabaja sin descanso para repatriar lo antes posible los restos de un padre de familia y su hija que murieron ahogados cuando intentaban cruzar el río Bravo, en territorio mexicano.

El comunicado reza lo siguiente:

«El Gobierno del presidente de la República, Nayib Bukele, se encuentra trabajando sin descanso para repatriar lo antes posible los restos de un padre de familia y su hija quienes murieron ahogados el domingo pasado cuando intentaban cruzar el río Bravo, en territorio mexicano.

Al conocerse la tragedia que enlutó a una familia salvadoreña, el mandatario ordenó el lunes a la ministra de Relaciones Exteriores, Alexandra Hill, que se hicieran todas las gestiones necesarias para la repatriación de un joven padre de familia y su hija de 21 meses.

En el hecho, ocurrido en territorio del estado de Tamaulipas, México, sobrevivió la esposa y madre de las víctimas. El presidente Bukele también instruyó a la Cancillería para que se apoye económicamente a la familia doliente.

“Algún día terminaremos de construir un país donde no pasen estas cosas. Algún día terminaremos de construir un país donde migrar sea una opción y no una obligación. Mientras tanto, haremos lo más que podamos. Dios nos ayude”, lamentó el jefe de Estado.

El fenómeno migratorio es complejo y la decisión que muchos salvadoreños toman para salir de El Salvador tiene múltiples causas, entre las que sobresalen la pobreza, la falta de oportunidades, la desigualdad, la necesidad de reunificación familiar y la violencia.

Esas causas han sido potenciadas por décadas de políticas equivocadas de los gobiernos anteriores. Desde que tomó posesión, el Gobierno del presidente Nayib Bukele ha empezado a trabajar para el abordaje del fenómeno migratorio desde una perspectiva integral.

La semana pasada, el viceministro de Relaciones Exteriores para Salvadoreños en el Exterior, Mauricio Cabrera, se reunió con autoridades de Estados Unidos para fortalecer el diálogo y cooperación conjunta en el ámbito migratorio».

CA