EZLN fija su postura contra proyectos de AMLO

El EZLN está en contra del Tren Maya, la Guardia Nacional y la siembra de árboles

No hubo muertos durante el ataque (Foto: Archivo)

Por: Salvador Gaytán

Ciudad de México (Rasainforma.com).- En el marco de los 25 años de su fundación en Chiapas, el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) advirtió que se opondrá a los proyectos del presidente Andrés Manuel López Obrador.

“Vamos a pelear. Vamos a enfrentar, no vamos a permitir que [López Obrador] pase aquí sus proyectos de destrucción. No le tenemos miedo a su Guardia Nacional, que cambió de nombre, para no decir ‘Ejército'”, explicó el subcomandante Moisés.

La propuesta del nuevo gobierno de crear una Guardia Nacional ha sido criticada por defensores de derechos humanos, pues consideran que continúa e incluso refuerza la estrategia militar antidrogas lanzada en 2006, propuesta por el entonces presidente Felipe Calderón.

“Nosotros le decimos que no le creemos”, aseveró el Subcomandante tras llamar a Obrador “tramposo” y “mañoso” por pretender que está con los pueblo originarios de México cuando en realidad busca “destruirlos”.

El EZLN también criticó otros proyectos, como la siembra masiva de árboles en varios estados, incluso en Chiapas, donde se encuentra su base y la manera en que el Gobierno federal busca construir el Tren Maya, para conectar a los cinco estados del sureste.

Sobre el ritual indígena en Palenque, Chiapas, el subcomandante Moisés dijo que no le creen. “Sólo porque la Madre Tierra no habla, sino le dijera ‘ch***a tu madre, vete a la ch***ada'”, dijo el zapatista.

La postura anti-AMLO del EZLN no es reciente. En 2006, el entonces vocero del Ejército Zapatista, el subcomandante Marcos, llamó abiertamente a no votar por López Obrador, abanderado del PRD.

El EZLN se levantó en armas el 1 de enero de 1994, cuando entró en vigor el Tratado de Libre Comercio, entre México, Estados Unidos y Canadá.

Los enfrentamientos duraron 12 días y dejaron decenas de muertos, la mayoría zapatistas. Después del cese al fuego se abrió un proceso de diálogo.

Ambas partes firmaron en 1996 los acuerdos de San Andrés. Sin embargo, los zapatistas interrumpieron el diálogo al no aprobarse una reforma constitucional que garantizara su autonomía.

Con información de AFP y Reforma