¿El estrés saca canas? Un reciente estudio de Harvard lo revela

Este estudio abre la puerta a dar con tratamientos para frenar este proceso

El estrés sobreactiva determinados nervios del sistema nervioso autónomo que, provocan un daño permanente a las células madre de melanocitos (Foto: Pixabay)

Estados Unidos (MiMorelia.com).- Seguro has escuchado más de una vez la teoría de que el estrés es uno de los causantes de que salgan canas, si bien esto es verdad, nunca un estudio había revelado la razón por lo que esto sucedía; ahora un grupo de científicos de la Universidad de Harvard han logrado resolver este enigma.

Con un estudio publicado en Nature.com y rescatado por La Vanguardia; los científicos de la de famosa universidad, liderados por la investigadora de biología regenerativa Ya-Chieh Hsu, realizaron el estudio con ratones, en él vieron que el estrés sobreactiva determinados nervios del sistema nervioso autónomo que, a su vez, provocan un daño permanente a las células madre que se encargan de regenerar el pigmento del pelo.

Este nuevo descubrimiento puede tener implicaciones en la comprensión de los efectos del estrés en otras partes del cuerpo, así como del envejecimiento; asimismo, abre la puerta a dar con tratamientos para frenar este proceso.

Los expertos centraron los estudios en el sistema nervioso simpático, que funciona como el sistema de emergencias del organismo, encargado de orquestar las respuestas de «lucha o huida», que garantizan la supervivencia; pusieron como ejemplo un paseo por la montaña, en donde se encuentran con un oso. En ese instante, el sistema simpático les dilataría las pupilas, aumentaría la presión sanguínea, secretaría hormonas de estrés y determinados metabolitos para prepararles para la huida y, así, salvar el pellejo.

«Estas respuestas a menudo son beneficiosas, pero hemos observado que también pueden agotar de forma permanente una población completa de células madre de melanocitos, lo que fue una gran sorpresa», destaca Hsu al medio de comunicación.

El sistema nervioso simpático enerva los folículos pilosos desde los que brota cada cabello; en cada uno de estos hay una reserva de células madre encargadas de producir el pigmento del pelo.

Así, cada vez que se regenera un cabello, algunas de estas células madre se dividen y se diferencian en melanocitos, las células que colorean el cabello.

En situaciones de estrés, el sistema simpático secreta noradrenalina, una sustancia química que provoca que algunas células madre proliferen, se conviertan en melanocitos y se vayan del folículo piloso; cuando el estrés es elevado, los niveles de noradrenalina aumentan y pueden provocar que algunos folículos pierdan todas sus células madre melanocíticas de forma prematura.

Y una vez que eso pasa, no se puede regenerar el pigmento más.

Los expertos comprobaron este mecanismo en ratones a los que expusieron a estrés físico, psicológico y dolor; observaron que esos tres factores provocaban el agotamiento de la reserva de células madre.

«Cuando el nivel de noradrenalina es elevado, debido a cualquier factor de estrés, se pueden perder algunas células madre, pero la mayoría se quedan, por eso el pelo sigue teniendo color. Se requieren muchas rondas de exposición a estrés para que al final se agoten todas las células madre», destaca Hsu.

Por: Redacción/rmr