Por: Adoración Araiza 

Ciudad de México (Rasainforma.com).-El pleno de la Cámara de Diputados aprobó en lo general el dictamen de la reforma educativa propuesta por el presidente Andrés Manuel López Obrador, dejando en la Constitución que en la admisión, promoción y reconocimiento de los maestros “prevalecerá siempre la rectoría del Estado.

Entre los cambios al proyecto devuelto por el Senado se destaca la garantía de que la Cámara de Diputados asigne anualmente el presupuesto necesario para cumplir con la obligación del Estado de impartir la educación pública desde el nivel inicial hasta el superior.

El dictamen de la reforma educativa busca derogar la implementada durante el sexenio de Enrique Peña Nieto.

La reforma constitucional en materia educativa que modifica los artículos 3, 31 y 73 de la Constitución se aprobó con 396 votos a favor, 68 en contra y una abstención, con lo anterior se cierra el paso a la venta de plazas del magisterio, además de que deja en manos del Estado el manejo de la nómina.

Durante la fundamentación del dictamen, la presidenta de la Comisión de Educación, Adela Piña, subrayó que con la aprobación de la reforma se cumple con una promesa de campaña del presidente de la República.

Con información de Proceso y Milenio