Diputadas piden a SHCP reintegrar al INPI presupuesto dirigido a mujeres indígenas

Solicitan que se retomen las actividades del Programa de Derechos Indígenas

Presentaron un punto de acuerdo ante la Comisión Permanente del Congreso de la Unión (Foto: diputados.gob)

Por: Adoración Araiza

Ciudad de México (Rasainforma.com).- Las diputada Wendy Briceño Zuloaga, presidenta de la Comisión de Igualdad de Género, y Rocío del Pilar Villarauz Martínez, secretaria de este órgano, pidieron al titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, Arturo Herrera Gutiérrez, reintegrar el presupuesto sobre erogaciones para la igualdad al Instituto Nacional de Pueblos Indígenas (INPI), ya que las Casas de la Mujer Indígena o Afromexicana necesitan ese subsidio.

Asimismo, exhortaron a Adelfo Regino Montes, director del INPI, a que de manera urgente retome las actividades del Programa de Derechos Indígenas específicamente el correspondiente a los subsidios para las casas de las mujeres indígenas y afromexicanas.

A través de un comunicado, informaron que con este propósito presentaron un punto de acuerdo ante la Comisión Permanente del Congreso de la Unión.

Recordaron que en el presupuesto anual se asignaron 85 millones 528 mil 546 pesos al anexo 13 “Erogaciones para la Igualdad entre Mujeres y Hombres”, del rubro 47 “Entidades no Sectorizadas” del Programa de Derechos Indígenas, cuyo monto fue pospuesto en 75 por ciento, derivado de la emergencia sanitaria por la pandemia de Covid-19, concluyendo con dicho programa.

Las legisladoras coincidieron en que la crisis sanitaria exige una reestructura del gasto público, pero “la desigualdad entre mujeres y hombres, así como la violencia feminicida ha cobrado miles de vidas, lo cual se vuelve especialmente complejo cuando hablamos de mujeres indígenas y afromexicanas, quienes están en una situación de vulnerabilidad múltiple”.

Sostuvieron que la Constitución obliga a la Federación, entidades federativas y municipios a promover la igualdad de oportunidades de pueblos indígenas; asimismo, eliminar cualquier práctica discriminatoria y propiciar la incorporación de las mujeres indígenas al desarrollo.

“Las consecuencias de la explotación, discriminación, exclusión y marginación de los pueblos indígenas, son vividas por todos, hombres y mujeres indígenas, de cualquier edad, pero adquieren una particular dureza para las niñas, adolescentes y mujeres que viven en sociedades marcadas por relaciones patriarcales”, añadieron.