Cuarentena no vacaciones educación por televisión

Foto:Ilustrativa

Ciudad de México (Rasa-informa.com/Redacción).- Difícil saber si la medida adoptada por el Secretario de Educación Pública, Esteban Moctezuma Barragán de suspender clases y ampliar el periodo de semana santa a un mes en lugar de dos semanas, fue oportuna o no; lo trascendente es que se suspenderán. Por qué el 20 y no el 17, otro misterio por resolver pero inútil el intento, así que del 20 de marzo al 20 de abril los educandos de todas las escuelas oficiales dejarán de asistir a clases presenciales, a la iniciativa ya se sumaron buena parte de escuelas particulares también.

Se insiste en que no son vacaciones, no es un pretexto para que las familias lo tomen como un largo periodo vacacional, como si tuvieran conque, si la economía anda por los suelos y el futuro inmediato no ofrece nada mejor. La idea, se entiende, es que los niños se mantengan en casa, así como el mayor número de miembros de la familia, para evitar en lo posible aglomeraciones y con éstas las posibilidades de contagio del coronavirus (covid-19) o bien, que se siga dispersando utilizando como conducto a las personas.

Tarea difícil para los jefes de familia, mantener en casa a los niños tomando en cuenta que la mayoría, trabaja mientras los hijos están en la escuela, con frecuencia, inclusive, son parientes cercanos los que se hacen cargo de los niños cuando terminan sus clases; ahora, con la decisión tomada por Educación Pública, los infantes se quedarán en casa al cuidado de quien sabe quién.

Situación ya de por sí difícil, así como la de mantener a los hijos en casa, haciendo quien sabe qué.

Tienen razón las autoridades en hacer la aclaración de que no son vacaciones, al regresar del periodo de suspensión, los educandos tendrán que ponerse al día, para no atrasar el programa educativo; de frente a esta problemática, la oportunidad de oro para el Sistema de Nacional de Televisión, para mostrar las ventajas de operación  de forma unificada, los canales 11, 14 y 22, más los que se acumulen, podrían aplazar su programación regular matutina, e incorporar programación conducida por profesores que siguiendo el plan de estudio definido por la secretaria de educación, lo podrían impartir, sin lugar a dudas, ya que se supone todas las escuelas del sistema nacional de educación tienen que sujetarse a ese programa y los libros de texto gratuitos que distribuye cada año el sistema.

Debido a que todas las primarias deben seguir los planes de estudio de acuerdo a las instrucciones de las autoridades educativas, libros y libretas se los podrían llevar a casa los educandos y seguir paso a paso, distribuido por horas, los grados educativos, y los docentes apoyados en la infraestructura de producción de los canales de televisión participantes, revisar la o las lecciones correspondientes de acuerdo al programa ,y terminando el periodo retomar lo que cada niño hizo en casa, supervisado por los padres y evitar en lo posible que un mes, se queden sin clases y los obligue a quedarse en casa al menos en los mismos tiempos de estancia que en la escuela.

Quedan a partir del martes 17, tres valiosos días para instrumentar las clases por televisión de acuerdo con los planes de estudio definidos por Educación Pública. Tiempo suficiente para que se seleccione a docentes que se supone conocen muy bien la mecánica de enseñanza, no es en modo alguno un “reality show”, sino un acto de responsabilidad comprometido con la educación, que se supone ocupa y preocupa a la presente administración.

Los productores de la televisión estatal, no tienen que ocuparse de producir, inventar producciones o comprarlas, los maestros se supone saben con claridad y precisión qué hacer, cómo hacerlo y cuándo, por lo que en cumplimiento de un mandato la televisión pública, se suma a una necesidad y a un reclamo público.