Cancelación de Seguro Popular, latente una crisis en salud: PAN

Con el Seguro Popular, se han atendido 308 mil casos de enfermedades severas

Crisis, Salud
Como consecuencia, señaló que se ha detectado brote de sarampión en el Estado de México (Foto: especial)

Ciudad de México (Rasainforma.com).- El Presidente Nacional del PAN, Marko Cortés Mendoza aseguró que la cancelación del Seguro Popular, podría desatar una crisis de salud en México.

Hacemos un llamado al Gobierno Morenista a reconsiderar esta decisión que afectará en principio a quienes más carecen de recursos y en un segundo término impactará a todos los beneficiarios del sistema de salud mexicano, dijo.

Cortés Mendoza, expuso que la falta de vacunas en todo el país es resultado de una política gubernamental inhumana, como consecuencia de los recortes al presupuesto y de la centralización del gasto público en manos de una sola persona, agravado por el cierre de clínicas en las zonas más marginadas del país, complicando aún más la accesibilidad a las vacunas y servicios médicos. Hoy como consecuencia de ello se ha detectado lamentablemente un brote de sarampión en el Estado de México.

Es un resultado inhumano, sobre todo si tenemos en cuenta que mientras se deja a millones de niños sin vacunas en México, el titular del Ejecutivo Federal regalará 100 millones de dólares a países de Centroamérica tratando de construirse una imagen de generoso y bienhechor, apuntó.

Mediante un boletín de prensa, detalló que muchas de las empresas inicialmente vetadas en las conferencias de prensa mañaneras han vuelto por la puerta de atrás y han obtenido contratos por asignación directa, lo cual, en la lógica del gobierno de Morena, dista mucho de las deseables licitaciones públicas y transparentes, y de manera contraria convoca a la sospecha de discrecionalidad, favoritismos y posibles actos de corrupción.

En cuanto al tema del Seguro Popular, Marko Cortés pidió al Gobierno no cancelar el programa sino analizar con profundidad los avances que se han conseguido y en conjunto con académicos, especialistas, organizaciones de la sociedad civil y partidos políticos, encontrar oportunidades para su mejora.

Con el Seguro Popular, se han atendido 308 mil casos de enfermedades severas y se asignaron recursos para más hospitales, camas, doctores y enfermeras, además de que se había logrado controlar enfermedades como poliomielitis, sarampión, difteria o rubéola.

Por eso, el hecho de que desaparezca levanta una alarma en México, ya que de acuerdo con el Balance de Medición de Pobreza 2008-2018 del CONEVAL, casi 72 millones de personas en México no cuentan con seguridad social y diversos analistas han coincidido que dentro de la carencia que más se redujo fue la de acceso a servicios de salud, precisamente gracias al Seguro Popular.

Otro elemento que preocupa y advierten los exsecretarios es la eliminación del Fondo de Protección Contra Gastos Catastróficos, que se genera con el 8% del recurso anual por persona y que el Estado pone a nombre del afiliado para pagar las enfermedades con alto costo y complejidad como el cáncer.

Dirigente del PAN, advirtió también hay un grave retraso en la compra de vacunas, medicamentos e insumos y falta de una logística eficiente para el reparto y distribución de los mismos a los hospitales y clínicas.

Contrario a lo que sostiene el gobierno federal, la crisis por el desabasto de vacunas y medicinas sigue latente, lamentablemente todo indica que se agravará en los próximos meses ante las erráticas “compras consolidadas” que terminan siendo compras discrecionales por asignación directa.

Marko Cortés puntualizó que el gobierno de López Obrador no lo quiere reconocer, pero como primera fuerza de oposición es nuestro deber llamar la atención de los ciudadanos sobre la crisis de salud que se avecina, para que se tomen las previsiones necesarias, porque se trata de la calidad de vida de las personas y de la vida misma.