Calaveras de chilacayote, tradición en riesgo de desaparecer

A medida que pasan los años la gente prefiere comprar bolsas o calabazas de plástico en tiendas departamentales o autoservicio

Calaveritas, chilacayote, México
El chilacayote es una planta mexicana y da frutos de hasta seis kilos

Ciudad de México (MiMorelia.com).- Algunos pueblos mexicanos mantienen tradiciones prehispánicas, hace 20 años atrás todavía era común ver a los niños salir el 31 de octubre y 1 de noviembre a pedir dulces con las tradicionales “Calaveras de Chilacayote”.

Iluminadas con una vela en el centro, las “Calaveras de Chilacayote” alumbraban las calles oscuras que los niños recorrían en búsqueda de gente que les diera “calaverita”.

En la cultura prehispánica, la tradición oral comparte que el chilacayote tenía relación entre el hombre y su entorno en su tránsito al más allá.

¿Qué es el chilacayote?

Chilacayote o Tzilacayotli es una planta silvestre que crece como una especie de enredadera entre los árboles de los hogares mexicanos (por lo menos hace años atrás). El fruto de la enredadera es redondo y algunos llegan a pesar entre 5 y 6 kilos, por dentro tiene semillas de color café.

chilacayote, fruto, planta, enredadera

(Foto: https://comemexico.wordpress.com/)

¿El fruto se utilizaba en la celebración del Día de Muertos?

Sí, anteriormente los niños acostumbraban utilizar este fruto para elaborar la tradicional calavera, el fruto se esculpía la forma de una calavera y el interior era iluminado por una vela; así los niños en compañía de sus padres recorrían las calles de los pueblos pidiendo ¡una limosna para mi calaverita!

Galletas, dulces, fruta, pan e incluso comida era de las cosas que las personas acostumbraban dar a los niños.

Actualmente no es común ver a niños recorriendo las calles con calaveras de chilacayote, en medida que pasan los años la gente prefiere comprar en tiendas departamentales o autoservicio bolsas o calabazas de plástico.

Sin embargo, pueblos como Tepoztlán mantienen viva la costumbre, siguiendo la tradición mexicana de que los difuntos se quedan en casa durante ocho días, en este pueblo podemos observar en el día ocho posterior al Día de Muertos las calles alumbradas por las calaveras de chilacayote.

Otros usos del chilacayote referentes a la muerte:

En otros pueblos de México se acostumbra que durante la velación del cuerpo de un difunto, colocar debajo del ataúd un chilacayote partido a la mitad, supuestamente la creencia refiere que el chilacayote absorberá el mal humor del muerto y evitará que se propague entre los asistentes del velorio.

Por: Redacción/E