San Luis Potosí (Rasadeportes.com).- Tras más de un lustro de espera, y ante un Estadio Alfonso Lastras repleto, el Atlético de San Luis se coronó campeón del Clausura 2019 del Ascenso MX, con una nueva victoria por 1-0 sobre Dorados de Sinaloa, y con ello consiguió el pase directo a la Primera División del futbol mexicano, el pasado domingo.

Dorados tuvo una al 1′ con un tiro largo, pero San Luis se comió una importante en el minuto 15′ pues en un despeje defensivo, Nicolás Ibáñez tomó un balón y se perfiló de frente al marco sin defensas frente a él, pero su tiro elevado salió del campo acariciando el poste derecho.

El banco dorado de Maradona no se sintió cómodo y jugó al pelotazo, buscando agarrar a la defensa tunera descuidada, pero los del Atleti estuvieron más ordenados y atacaron con más claridad, como al 31′, cuando Fernando Madrigal disparó desde fuera del área, pero Gaspar Servio sacó la pelota y mandó a tiro de esquina, donde otra vez se salvó el Gran Pez tras un cabezazo desviado de Matías Catalán.

Servio sufrió todo el encuentro por la ineficacia del cuadro sinaloense, lo que facilitó jugadas como un tiro de larga distancia de Jorge Alberto Sánchez al 62′, que pegó en el larguero.

El segundo tiempo cayó en un bache, pues ninguno atacó, con la mente puesta en el tiempo extra, que al iniciar, se convirtió en un envión anímico para San Luis, que otra comenzó a tocar la puerta.

La heroica llegó al 13′ del primer tiempo extra. San Luis ganó un tiro de esquina, el cual fue con peligró hacia el área chica, Servio rechazó, pero el balón le cayó a Unai Bilbao, quien de frente a la portería, sacó un zapatazo de zurda que dejó sin reacción al portero y se encajó en el fondo del marco.

La lucha en el segundo tiempo extra terminó con dos expulsados, pero aun así, San Luis fue más que Dorados en el campo, y evitó la llegada del cuadro de Maradona para consagrarse campeón del Ascenso MX.

Con este triunfo, el San Luis concretó un temporada invicta que lo catapulta a Primera División y cementó un proyecto encabezado por el Atlético de Madrid y por Alfonso Sosa, quien logró su tercer ascenso como director técnico en el futbol mexicano.