Morelia, Michoacán (MiMorelia.com/Redacción).-  La noche del pasado viernes el mandatario mexicano Andrés Manuel López Obrador interpuso una queja ante la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) ante el bloqueo a vías férreas que sostiene la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), en Michoacán.

López Obrador, aseveró que para evitar el uso de la fuerza, antes “había la costumbre de que la queja era a la autoridad, y ahora lo que se va a hacer en estos casos, es que vamos a pedir a la Comisión Nacional de Derechos Humanos que nos recomiende qué se hace en estos casos para no usar la fuerza” declaró en su conferencia matutina.

 “NO QUEREMOS UTILIZAR LA FUERZA, PORQUE ESAS ACTITUDES MUCHAS VECES TIENEN QUE VER CON POSTURAS CONSERVADORAS DE IZQUIERDA”.

Llamó a la CNTE a levantar el bloqueo “porque ya se les atendió en sus demandas”, aunque también añadió que hay un grupo que lo mantiene, por lo que pidió a la organización que aclare si se consultó a los maestros para el retiro de las manifestaciones. Además, aseveró que su gobierno está abierto al diálogo y ya hizo todo para satisfacer las peticiones de los maestros  “y tengo entendido que ya se les pagó a los maestros, sin embargo continuaron con esto (el bloqueo)”.

Ante esta petición la CNDH, señaló que buscará un acercamiento con las autoridades para abordar el tema, pero solo como parte de sus “atribuciones constitucionales y legales”, pues recordó que solo está posibilitada para conocer actos u omisiones de autoridades que violen derechos humanos.

“Si bien es positivo que se busque privilegiar otras vías sobre el uso de la fuerza, tal disposición no puede justificar qué, si eventualmente las instancias de gobierno competentes llegaran a determinaran la existencia de algún acto ilegal, sea permisible que las autoridades renuncien o se inhiban de cumplir con su obligación constitucional de garantizar la integridad, seguridad e intereses de las personas”, declaró en un comunicado la CNDH.