Aficionados del PSV que humillaron a mujeres aceptan prisión

Los hechos ocurrieron en 2016; las víctimas serán indemnizadas

psv, humillacion
Los agresores culparon a la "embriaguez" (Foto: ilustrativa/PSV Media)

Por: Ariana Castellanos

España (Rasainforma.com).- Un grupo de cuatro aficionados del equipo de futbol PSV Eindhoven (Holanda) aceptaron la pena de tres meses de prisión luego de que humillaron a mujeres que pedían limosna en Madrid.

El hecho se remonta al año 2016, cuando el 15 de marzo el Atlético de Madrid y el PSV se enfrentaron en un partido correspondiente a los octavos de final de la Champions League, previo a ello aficionados del equipo holandés llegaron a la Plaza Mayor de la capital española y agredieron a las mujeres.

Las víctimas eran mujeres indigentes, de una etnia gitana y origen rumano, quienes aprovecharon la presencia de mucha gente para pedir limosna, sin embargo este grupo de sujetos y otros más que no pudieron ser identificados tuvieron un comportamiento “objetivamente ofensivo y humillante”, señala la Fiscalía española.

Los agresores quemaron billetes de cinco euros delante de las mujeres, les pidieron hacer flexiones a cambio de recibir el dinero y les lanzaron latas de cerveza.

Este miércoles se llevó a cabo un juicio en la Audiencia Provincial de Madrid en la que los acusados declararon vía videoconferencia y acompañados por un traductor desde una localidad holandesa, ahí reiteraron estar arrepentidos de su comportamiento.

Nunca fue nuestra intención consciente faltar el respeto o humillar a estas mujeres. Nos sentimos profundamente arrepentidos y queremos ofrecer nuestras más sentidas disculpas, con esperanza de que las puedan aceptar”, señala una carta firmada por los involucrados y dirigida a la Federación Nacional de Mujeres Gitanas Kamira.

En ella, adjudicaron su actitud a la “embriaguez” y calificaron su actuar como “gravísimo error”.

Las víctimas serán indemnizadas con mil 500 euros cada una y los sujetos pasarán tres meses en prisión, luego de llegar a un acuerdo, con lo que evitaron un año de prisión por los hechos que la Fiscalía calificó como “denigrantes” y “vejatorios”.