Acapulco envía mensaje de esperanza con espectáculo de luces en la bahía

El evento se realizó a puerta cerrada con las medidas de seguridad necesarias para evitar contagios

espectaculo, luces, bahia
En la Terraza de Ciro’s Sky Bar, ubicado en el ex-hotel Casa Blanca en la zona tradicional del puerto, se realizó un espectáculo de luces acompañado de un concierto Foto: captura de video)

Por: Alina Espinoza

Guerrero (Rasainforma.com).- El sábado pasado se llevó a cabo el evento “Luces de Esperanza”, con la finalidad de enviar un mensaje de unidad, fe y esperanza a los acapulqueños y a todo el mundo debido a la contingencia de coronavirus.

En la Terraza de Ciro’s Sky Bar, ubicado en el ex-hotel Casa Blanca en la zona tradicional del puerto, se realizó un espectáculo de luces acompañado de un concierto que fue transmitido en redes sociales.

El empresario y dueño del bar, Orlando López, la intención del espectáculo fue para enviar un mensaje de esperanza a todas las personas que se encuentran en sus hogares.

“Mandar un mensaje, este evento es una plegaria para unirnos todos los mexicanos, acapulqueños, mandar un mensaje al mundo entero si se puede de unidad, en estos momentos no podemos estar divididos, tenemos que comportarnos como sociedad responsable, tenemos que luchar muy fuerte para sacar adelante nuestro puerto”, expresó.

Por otro lado, la cantante y empresaria, Marta Ferreira dijo que llevar un espectáculo hasta la comodidad de los hogares, podría ayudar a las personas que se encuentran desesperadas por la situación.

“La intención, mandar un mensaje de fuerza porque ya llevamos mucho tiempo en casa  sin salir y no es fácil, pero tenemos que ver la parte positiva, tenemos que aprender a estar en casa, convivir con los nuestros en casa, comunicarnos a decidir hacer cosas que teníamos pendientes, pero sí que es un mensaje de fuerza, totalmente, esperamos de corazón que le haya llegado a todas las personas y en la medida de lo posible, el mensaje es muy claro, que nos quedemos en casa”, explicó Ferreira.

El evento se realizó a puerta cerrada con las medidas de seguridad necesarias para evitar contagios, y los gastos fueron cubiertos de manera personal y no contó con el apoyo de ningún nivel de gobierno.